El Té chino se toma en cuenta como lucro medicinal. En las Tradiciones de China su uso no era para curar enfermedades determinadas. Sino que se pensaba en los frutos del té para la vida perdurable, más adelante los monjes budistas tomaron el Té como un pequeño beneficio para la meditación, poco a poco fue tomando popularidad en la aristocracia donde se catequizó como élites imperiales. A partir de las aperturas de las tienes de Té a nivel mundial, fue cuando pasó a ser una bebida medicinal diaria entre los chinos.
En las tradiciones China, es sagrado en cualquier restaurante servir té o agua caliente para comer, también es catalogado las casas de té para reuniones importantes en la sociedad (Los chinos son muy aficionados para compartir en familia o amigos el té).

Té más consumido en China:

–  Verde: se destaca por su fresco sabor.
– Rojo: sirve como un activo diurético, facilita la digestión, reduce el colesterol y ayuda a alcanzar el peso deseado.
–  Oolong: también conocido como té azul. Es una de las variedades de té más valoradas en la actualidad.

Según la leyenda China, el Té fue descubierto por el emperador chino Shen Nong a.C. cuando una hoja de un arbusto cercano se desplomo en el agua caliente del monarca.Y al probarla sintió un gusto espectacular. El mismo ocupa un liderazgo en la cultivación, la fabricación y el beber, al principio, las personas antiguas realizaron el té fresco cocido como el agua caliente para obtener un tipo de sopa. Más tarde la gente secó y conservó las hojas del té. Su crecimiento se ha extendido hasta la época actual, en su aroma que muchas veces es ligero o cargado, amargo o dulce, persistiendo en la historia.

En los siglos anteriores

Tradiciones de China, las personas no tenían conocimiento de las plantas y el beneficio que le producía a la sociedad, Shen Nong. Al descubrir plantas comestibles, probar sus propiedades y su valor medicinal. Realizó varias pruebas con tal de buscar nuevas opciones y más beneficios.
China, tiene dieciséis (16) provincias y regiones productoras de té incluida Taiwán. Desde la dinastía Tang, las nacionalidades nómadas del norte y el noroeste comenzaron a hacer negocios con las regiones ricas de té. Para cambiar los caballos por té, lo que impulsó un nuevo tipo de negocio. Hasta mediados de la Dinastía Qing, trocar el caballo por té empezó a ser sustituido por moneda dura. En la actualidad, el té se ha convertido en una necesidad diaria para las personas en estas áreas.

Sin lugar a dudas, el té es una de las tres bebidas más importantes del mundo junto con el café y el cacao. La gran afición que muestra el pueblo chino por el té justifica el papel imprescindible que desempeña esta infusión en la vida cotidiana, según se cree, la historia de la exportación del té se remonta a hace más de dos mil años. La introducción de las hojas de té en los países vecinos de China empezó durante las dinastías meridionales, y septentrionales del siglo V, más tarde, en el siglo IX, unos monjes japoneses llevaron semillas de té a su país, donde tuvo una buena acogida.

Los holandeses

En el año 1610, los holandeses llevaron esta bebida china por primera vez a Europa Occidental, y en 1650, el té chino llegó a Europa Oriental y, desde ahí, al continente americano, A comienzos del siglo XVIII, la costumbre de tomar té negro, considerada como una moda elegante entre los nobles chinos. Se popularizó en el territorio inglés, así, regalar hojas de té se convirtió en una práctica habitual, entre la clase superior de la sociedad.

La famosa Compañía Británica de las Indias Orientales. Logró muchos beneficios a través de su comercio de té a gran escala a partir del siglo XVIII. A medida que el té chino se iba divulgando e iba siendo aceptada por la gente. Numerosos eruditos e intelectuales plantearon uno tras otro sus opiniones sobre el té, como Bai Juyi, Li Bai, Ouyang Xiu o Su Dongpo, quienes además de ser grandes aficionados a esta bebida elaboraron obras acerca de ella.

Los chinos no echan azúcar al té

Normalmente las Tradiciones de China no echan azúcar al té. Pues no les importa que tenga un sabor fuerte y siguen una serie de rituales a la hora de prepararlo, por ejemplo, nunca se hace el té chino con el agua recién hervida. Sino por debajo del punto de ebullición (entre 70 y 80 grados) para mantener su sabor y su color auténtico sin perder los valores nutritivos que tiene, el té también es eficaz tras una comida pesada o para aliviar la sensación de angustia. Así que también desempeña un papel importante animando, estimulando y alegrando a la gente.

Desde el Siglo VI, el té comenzó a convertirse en una bebida de gran connotación social. Principalmente difundida por los monjes budistas, quienes la adoptaron como parte de su religión, en la tradición del té en Asia, el budismo tuvo un impacto similar al del catolicismo en la historia del vino en Europa, no es casualidad que muchos de los grandes tés de la antigüedad fueran nombrados en honor a las montañas donde se situaban los monasterios budistas.

La primera cosecha del año

En la tradición de China también es importante la primera cosecha del año. En especial tenemos la cosecha de antes del Qing Ming (el décimo quinto día del equinoccio primaveral), que sucede desde abril 4 al 6, obviamente, los tipos de té que se hacen con hojas de cosechas siguientes no tienen fechas tan estrictas ya que, pueden ser cosechados en cualquier momento.

el Año Nuevo Chino, la festividad más importante en el calendario de este país asiático. También conocida como la Fiesta de la Primavera o como el Año Nuevo Lunar Chino.
Platos principales para la festividad:
– Cerezas.
– Carnes.
– Pescados.
– Frutos secos.
– Cervezas.
– Baijiu.
– Té.
Té, la bebida de mayor protagonismo en el territorio chino como en esa fecha tan especial. Se puede decir que cada festividad de esta sociedad el Té funciona como modo de celebridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *