Los chinos tienen fama de trabajar mucho y dormir poco. Pero lejos de la realidad, los chinos, al igual que los japoneses son muy dados a tomar siestas en cualquier lugar. Es  bastante común que en el trabajo hagan pausas en las que sacan una almohada de algún cajón del escritorio, y lo pongan encima de la mesa para recostar la cabeza y descansar durante algunos minutos.

Con esto los Chinos creen que logran recargarse de energía. Para seguir desempeñando la tarea en la que están inmersos. Ante esta situación, los chinos tienen una frase muy sabia que reza así “come cuando tengas hambre, duerme cuando estés cansado”.

El Año Nuevo Chino

Es una de esas grandes tradiciones, que sí que han logrado atravesar todo el continente. Para llegar hasta nuestros oídos, se rige por el calendario lunar. Dando comienzo el primer día del mes lunar (lo cual varía de un año al otro) y concluyendo quince días después. En donde tiene lugar el Festival de los Faroles, concretamente. El comienzo estará encuadrado entre los 45 días siguientes al solsticio de invierno. Y los 45 días antes al equinoccio de primavera.

Una curiosidad de las celebraciones del Año Nuevo Chino es no enfadarse con los hijos pues, si llora durante los festejos, se tiene la creencia de que llorará durante todo el año, es por eso que está prohibido, o cuanto menos muy mal visto, castigar a los niños o hablar de cosas tristes del pasado.

A partir de las doce en punto de la noche

Los chinos tienen que abrir las puertas y ventanas de su hogar, para dejar que el año anterior salga. Llevándose consigo todas las cosas malas que ha traído y pueda entrar el año nuevo, estando la casa totalmente limpia.

El festival de los faroles

Es una celebración china muy colorida, que representa el fin de los festejos que han tenido lugar durante el Año Nuevo Chino, durante esta celebración se apagan las luces de las calles. Para dejar paso a la iluminación que se obtiene de unos faroles personalizados, hechos de seda que pueden tener forma de farola o de cualquier otro animal u objeto, pudiendo ser,  incluso cuadrados, redondos, con forma de cajas, entre otras figuras.

Durante este festival se realizan numerosos desfiles, espectáculos de todo tipo y la gente está alegre y feliz. Es costumbre además que los familiares se reúnan para comer bolitas de arroz dulce que, según ellos, favorece la unidad familiar y les traerá buena suerte durante el resto del año.

El animal del signo del Zodiaco Chino

Que corresponda a ese año también tiene un papel especial. Y es bastante común encontrar gigantes farolas artesanales con la forma del animal. Que corresponda a ese año, en muchas zonas del país es bastante común además soltar cientos o incluso miles de lámparas encendidas al mismo tiempo. Que ascienden hasta el cielo provocando un espectáculo digno de ver.

La tradición de los Chinos de barrer desde fuera hacia dentro, en el Budismo, religión mayoritaria en China. Trajo consigo la creencia de que las escobas al igual que otros elementos como los elefantes, los corales, el corazón rojo, etc. Traen buena suerte, es por ello que tratan a esos objetos de limpiar con un cuidado especial.

A la hora de barrer

Los chinos deben barrer desde fuera hacia adentro y además, deben acumular toda la suciedad dentro de un mismo recogedor. Antes de poder vaciarla, otra curiosidad es que las cerdas de la escoban deben ser preferiblemente de fibra natural, y no así de plástico como es común en Occidente, por último, el palo de la escoba debe incluir una cinta de color verde en el centro.

Cuando alguien fallece en China. Dentro de las tradiciones funerarias chinas, los familiares de dicha persona reparten monedas de chocolate entre los asistentes al entierro. Con ello se pretende hacerles recordar que la muerte de una persona no significa el final de la vida para las otras. Es una manera que poseen de recordarlas, los chinos no van a visitar la tumba de los fallecidos, al contrario. Todo lo que hacen es limitarse a encender unas velas y dejar frutas ante una foto del fallecido. Lo que sí hacen es rezar por él, pero para ello deben realizar tres inclinaciones de cabeza.

A diferencia

De lo que sucede en Occidente donde se entierran a los muertos en el suelo. En China se entierran a las personas en un lugar cuanto más alto mejor. Con ello esperan que su nueva vida sea mejor, y es por ello que es bastante común encontrar ataúdes colgantes en colinas. Y lugares similares que se han convertido en una macabra atracción turística.

Las tradiciones de China en relación al matrimonio

Se tiene la creencia en China de que dos personas, aunque no se conozcan ya están predestinadas para estar la una junto a la otra. Para ello tienen la creencia de que existe un hilo rojo del destino que es invisible y que une a dos personas muy separadas que éstas se encuentren a lo largo de la vida. Este hilo puede ir encogiéndose y estirándose pero nunca podrá romperse. Cuando dos personas unidas con el hilo rojo del destino finalmente logran encontrarse. Se tiene la creencia de que estaban predestinadas a estar juntas desde el primer día.

Antiguamente los esposos además de su primera esposa podían tener numerosas concubinas. Con las que podían tener cuantas relaciones sexuales quisieran. Sin  embargo a partir de los años 50 del siglo XX. Esta tradición se terminó después de que se crease una ley que impidiese precisamente esto. Hoy en día,  el hombre que quiera tomar la mano de una mujer deberá primero de pedir permiso a los padres de ésta. Para ello deberá de acudir a su casa, y llevarles regalos desposorios que mostrarán sus respetos y sus intenciones nobles de contraer matrimonio con la hija de éstos.

Si consiguen el visto bueno de los padres

Deberán de escoger el día de la boda con mucho cuidado. Para tratar de que éste les de buena suerte y en cualquier caso, Y deberá de basarse en el calendario lunar chino.

Durante la celebración del matrimonio el rojo será el color por excelencia. Y estará  presente en todos los lugares, y la mujer deberá llevar el rostro totalmente cubierto por un velo rojo. Todo ello simboliza prosperidad, fidelidad y amor para el matrimonio. Durante el matrimonio él llamará a ella esposa, y ella a su vez le llamará a él esposo. Esto seguirá siendo así durante toda la vida.

Si te gustó este artículo observa Las 10 costumbres más comunes de China

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *