1. El horrible monstruo llamado Nian

Una de las principales leyendas e historias del año nuevo chino es Nian: Hace mucho tiempo, un horrible monstruo llamado Nian aterrorizó a la gente de la antigua China. En la víspera de cada Año Nuevo, Nian descendía sobre las aldeas y arrasaba con todas las cosechas y el ganado. Cualquier niño que estuviera en el campo durante la llegada de Nian desaparecería para siempre, para protegerse de esta amenaza, los aldeanos se alojaban en sus casas o huían a las montañas. La miseria por lo tanto siempre acompañó la llegada del Año Nuevo.

Pero todo cambio cuando un año, un sabio entró en un pueblo justo antes de la aparición de Nian, no sólo se negó a esconderse, sino que incluso logró ahuyentar a la bestia desbocada. Más tarde, el sabio se reveló como un dios, después de lo cual enseñó a los aldeanos a usar el color rojo, tambien a como crepitar los bambúes ardientes, necesarios para encender las velas útiles para ahuyentar a Nian.

A partir de ese año los chinos comenzaron a vestir de rojo, a colocar adornos rojos y a quemar petardos, antes y después de la llegada del Año Nuevo. Nian nunca más apareció, la gran amenaza fue sometida para siempre.

2. La Rata y el Zodíaco Chino

El calendario chino está dividido en ciclos de doce años cada uno, hay que sumar que con cada año también es representado por un animal. La manera en cómo se llegó a esto se explica por varias leyendas y mitos del Año Nuevo chino. Involucran a los animales invitados a un torneo celestial organizado por el Emperador de Jade, el gobernante del Cielo. La forma en que la astuta rata ganó el torneo también es siempre la clave de la cuestión.

Leyendas e historias del año nuevo chino. En una versión, el Emperador de Jade declaró que los primeros doce animales que llegaran a él en una carrera serían coronados representantes de los años. El buey fue posteriormente el líder, capaz de cruzar fácilmente el último obstáculo, sin embargo, el bondadoso buey permitió entonces tontamente que la rata luchadora se pusiera de cabeza durante este crucial cruce de obstáculos. La rata al ver al Emperador de Jade, la muy astuta saltó y corrió a los pies del dios, ganando así la carrera. Esto hizo que la rata se convirtiera en el primer animal en aparecer en el ciclo del zodíaco chino, por lo tanto, cada ciclo siempre comienza con el año de la rata.

Cualquiera que sea la leyenda del Año Nuevo Chino de la que se derivó, el Zodíaco Chino fue finalmente determinado en el siguiente orden: Rata, Buey, Tigre, Conejo, Dragón, Serpiente, Caballo, Carnero, Mono, Gallo, Perro y Cerdo. Todas las celebraciones del Año Nuevo Chino también siempre se caracterizaban por las decoraciones y palabras auspiciosas basadas en el animal que llegaba. Por último, es común que los chinos se refieran al año entrante como el año de la rata, el año del gallo, y así sucesivamente. 

3. El séptimo día del año nuevo chino: El cumpleaños de la humanidad

Según un antiguo texto de la Dinastía Han, los primeros ocho días del Año Nuevo Chino son los cumpleaños de diferentes criaturas. El cumpleaños del hombre es el séptimo, el séptimo día se conoce como ren ri, literalmente el día del hombre. En otros mitos chinos, la antigua diosa china Nüwa creó diferentes criaturas en diferentes días del Año Nuevo, el hombre fue el séptimo en ser creado.

Colocando los mitos aparte, las diferentes comunidades geográficas tienen diferentes maneras de celebrar el séptimo día. Aunque todas las celebraciones implican el consumo de platos especiales, en el sudeste asiático, las familias chinas se reúnen para comer Yusheng. Un plato muy colorido de rodajas de pescado crudo mezclado con más de diez tipos de condimentos y encurtidos. En otros lugares, se consumen fideos de longevidad o gachas especiales con siete tipos de ingrediente. Cualquiera que sea el plato, el ambiente es siempre el de una celebración simbólica de la vida y el compañerismo, naturalmente, esta comida también va siempre acompañada de deseos de un año saludable y próspero por delante.

4. Cumpleaños de Tiangong, el Padre Celestial

Leyendas e historias del año nuevo chino. El noveno día del Año Nuevo Chino es el cumpleaños de Tiangong, también conocido como el Emperador de Jade. Para la gente de la provincia china de Fujian, es un día importante de culto y conmemoración. Los altares con muchas ofrendas se colocan en la tarde del octavo día, a la llegada del noveno día, es decir, alrededor de la medianoche. Los miembros de la familia se reúnen para ofrecer oraciones sinceras al cielo, la ceremonia se considera a menudo la primera ceremonia religiosa importante del año.

En cuanto a la ceremonia propiamente dicha, los que no son chinos, que observen este ritual seguramente notarán la presencia de la caña de azúcar entre las ofrendas. Esto es único ya que la caña de azúcar se usa raramente en otros rituales de culto chinos.

Según una leyenda de Año Nuevo chino de la época de la Dinastía Ming, los bandidos asaltaron una aldea en la provincia de Fujian durante el período de Año Nuevo chino. Temiendo por sus vidas, los aldeanos huyeron a los campos de caña de azúcar cercanos y rezaron al cielo por la salvación. Los bandidos no pudieron localizar a ninguno de ellos.

Al salir de los campos de caña de azúcar, los aldeanos se dieron cuenta de que era coincidentemente el noveno día del Año Nuevo, la fecha de nacimiento de Tiangong. A partir de entonces, comenzó la práctica de ofrecer la caña de azúcar durante los rituales de culto en leyendas e historias del año nuevo chino

5. El decimoquinto día del año nuevo chino

El último día del Año Nuevo Chino se conoce como Yuan Xiao, en los últimos tiempos, Yuan Xiao también se ha comercializado como el equivalente chino del Día de San Valentín. Esto se debe a que las parejas a menudo se aventuran a salir durante Yuan Xiao para disfrutar juntos de la luna llena. También podría ser debido a que Yuan Xiao casi siempre cae a mediados de febrero.

El evento representativo de Yuan Xiao es el encendido de linternas rojas, lo que llevó a que el día se llamara el Festival de las Linternas Chinas en Occidente. En cuanto a las muchas leyendas del Año Nuevo Chino asociadas con Yuan Xiao, uno de las mas famosas dice que el Emperador de Jade estaba furioso con un pueblo por matar a su grulla celestial, que antes había volado a la Tierra. En su furia, ordenó a sus tropas que prendieran fuego a la aldea el decimoquinto día del Año Nuevo como castigo.

Las historias del año nuevo chino. Simpatizando con los desafortunados mortales, una hija del Emperador de Jade advirtió a los aldeanos y les ordenó que colgaran grandes linternas rojas. Encendieran hogueras y soltaran petardos en el día designado para la venganza, al ver el espectáculo, las tropas celestiales asumieron que la aldea ya estaba en llamas y regresaron al Emperador de Jade. A pesar de saber la verdad, el Emperador de Jade decidió perdonar a la aldea, a partir de ese día, los chinos celebran el decimoquinto día con el despliegue simbólico de grandes linternas rojas.

 

Si te gustó este artículo observa La Geografía de China: sus montañas, sus cuencas, sus ríos y sus llanuras -1era Parte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *