Con cerca de mil años de existencia. Este instrumento para sacar cuentas sigue aún vigente entre los chinos, a muchos niños se les hace tomar clases de ábaco. Para que desarrollen diversas habilidades. Presente en la vida diaria del pueblo chino durante unos mil años. La figura del ábaco ha quedado grabada en diversos dichos populares.

De una persona muy segura de sí misma se comenta que trabaja con un “ábaco de acero”, de los calculadores, que siempre están buscando sacar el mejor provecho de una situación. Se dice que tienen un “ábaco interno” y para el marido que se porta mal está presente la amenaza de que llegando a casa, su esposa lo obligará a “arrodillarse sobre el ábaco”.

Frases populares

Pero, aparte de darle color a esas frases populares, ¿se usan realmente los ábacos hoy en día? Porque pareciera que ese antiguo instrumento para sacar cuentas,  hubiese pasado a la historia con el advenimiento de las calculadoras electrónicas, En la década del 70, en las empresas modernas de Taiwan, por ejemplo, es más fácil encontrar computadoras que ábacos, pero, por otro lado, las competiciones semestrales de maestría y velocidad en ábaco tienen cada vez más participantes de todas las edades. Con frecuencia se trata de demostrar que un experto en ábaco. Puede trabajar tan o más rápido que alguien que utiliza una calculadora.

Para operaciones aritméticas con cifras de ocho dígitos o más, una mano veloz puede vencer a la electrónica. “A partir del número 10.000 sólo se necesita un movimiento en este instrumento. En cambio la calculadora requiere cinco”, las pruebas de velocidad tienen poca importancia. “Es un buen juego, pero la meta de aprender a usar este aparato no es superar a las computadoras. La naturaleza y el propósito de las dos cosas son diferentes y cada una tiene su lugar”.

El objeto de correr es mantener la salud del cuerpo

No competir con autos ni aviones. El manejo del ábaco requiere habilidad manual, buena vista, agudeza mental y oído fino. De ahí que muchos padres añadan el estudio de este instrumento a la lista de actividades extracurriculares de sus hijos. Según una encuesta realizada entre estudiantes del Instituto Nacional de Negocios de Taipei, el 60% de los alumnos de contabilidad respondió que cree que el ábaco aún es importante. Mientras que el 86% de los de finanzas contestó del mismo modo. Instrumento divino en China, las deidades también sacan cuentas con bolitas de madera.

En los templos del “Dios de la Ciudad”

El gran vigilante de las virtudes y los vicios humanos, existen unos ábacos enormes, con ellos. Se supone que el dios lleva un detallado control de las vidas de las personas, Desde luego, cuando llega el momento del balance, viene el premio o el castigo. No sólo los chinos han usado el ábaco. Los romanos y los árabes tuvieron instrumentos similares. Pero los reemplazaron por las matemáticas escritas. Fueron pueblos de Oriente los que llevaron este útil objeto a su más alto grado de desarrollo. Pero ni el creador ni la época exacta de su aparición son conocidos.

No obstante, este aparato ganó verdadera popularidad hacia fines de la Dinastía Yuan y principios de la Ming, más de 600 años atrás, de esa época data el “Registro del final de la labranza”, Antes del reinado del ábaco, los cálculos se hacían con listones de madera. Marcados del uno al cinco y extendidos sobre una mesa, los principios con que funcionaba ese sistema eran muy similares a los del ábaco. Pero el proceso de calcular ocupaba mucho más tiempo, por ejemplo, la cantidad “cuatro” puede ser marcada en el ábaco con sólo un movimiento. En el viejo método, había que mover cuatro piezas, una por una.

Durante la Dinastía Ming

Un período de intensa actividad comercial, las tablillas fueron reemplazadas totalmente por el ábaco. Aprender la rima El “Compendio” contiene varias fórmulas y técnicas para contar y hacer cálculos sobre lo más diverso: Desde cantidades de pimienta, arroz y granos, hasta el nacimiento de niños y niñas, pasando por arriendos y cantidades de oro y plata en los minerales. Cada fórmula fue escrita en forma de verso, para que fuera fácil de memorizar.

Cuentas arriba y  abajo

El ábaco propiamente chino tiene “dos cuentas arriba y cinco abajo”. Aún pueden verse en uso algunos de éstos en tiendas antiguas o en obras de teatro tradicionales. Importancia del “clic-clac” además de los modelos estándar, existen ábacos en una enorme variedad de materiales y estilos, no obstante, los mejores para el uso diario son los de madera, especialmente de sándalo, claro que. Con la tecnología moderna. También hay buenos ábacos hechos con madera prensada, cuyo precio es mucho más asequible.

“Un buen ábaco es estable, hace un sonido claro, tiene un peso adecuado y orillas afiladas”, los buenos ábacos deben descansar sólidamente sobre una mesa, es decir, estar bien equilibrados. Sus bolitas deben ser pesadas y sonar fuerte cuando choquen, como indicio del buen material usado, lo de las “orillas afiladas” se refiere a los extremos de las cuentas con figura de rombo. Que deben ser delgadas y fáciles de manejar, el ruido del clic-clac no debe ser olvidado. Porque implica la relación entre un ábaco en uso y la cantidad de dinero que entra a un negocio. Para ciertas personas, debe ser algo así como “el sonido de la felicidad”.

El ábaco

Es una herramienta de grabación de cálculo numérico y que fue ampliamente utilizado en el Este de Asia. En China, todavía pueden observarlos por ahí utilizados en la realidad. Por lo general, los mayores son los que más se utilizan, aunque las calculadoras y máquinas son tan baratas en China, el ábaco sigue siendo una herramienta muy importante para unos almacenes antiguos de china, es difícil entender cómo se usa al verlo por primera vez y se sentiría un poco estúpido porque la gente podría calcular de una forma más rápida y práctica.

No sólo los chinos utilizan ábacos. Los ábacos también fueron utilizados en la antigüedad mundo occidental y en la India, de hecho, no está claro cuál fue su lugar de origen, el ábaco chino tiene una historia larga y su uso es realmente sencillo, Aunque requiere prácticas para utilizarlo más rápido.

El ábaco se llama “suanpan” en China, fue mencionado en un documento chino del siglo segundo antes de Cristo y pudieron ser utilizados durante miles de años anteriores. El ábaco chino tiene mullos ensartadas en alambres o varillas de madera. Hay un divisor que separa las cadenas en superior e inferior. En cada varilla hay dos mullos en la parte superior y 5 en otro lado. Los Ábacos chinos están diseñados para cálculos hexadecimales, las versiones romanas y japoneses están diseñados para base de 10 cálculos. También pueden utilizar los ábacos chinos. Para los cálculos decimales, estos suanpans se pueden utilizar para hacer la división. La multiplicación y para la toma de raíces cuadradas y raíces cúbicas si el usuario conoce las técnicas.

Si tiene una oportunidad de practicar con un ábaco, ¿cómo lo hace?

Es posible que desee aprender a usarlo. La gente dice que es simple usar. Los dos mullos que encuentran en superior, cada uno representa a un cinco y los cinco de abajo representa uno, cada varilla tiene un valor decimal en los primeros, las decenas en segundo lugar, en tercer lugar los cientos y etc, en realidad no es necesario empezar desde los pequeños. Usted puede comenzar desde la mitad de ábaco y la parte derecha lo puede usar para numerares menores de uno.

En primer lugar, mover todos los granos fuera de la división central, si una bola está situada al lado de la división central o hacia él, significa que se activa y tiene un valor, si desea grabar un número, por ejemplo, el número 7, basta con mover una de las dos de superior hacia el divisor, y luego pasar dos de los inferiores hacia el divisor de la misma varilla y ya está listo el numero 7. Ahora usted puede hacer otras cosas, el número 7 sigue allí en caso de que olvide el número.

El cálculo

Para utilizar la función de sumar en el ábaco chino por ejemplo, el cálculo 7 + 5, es fácil también, usted hace un cálculo mental. Sale que 7 + 5 es igual a 12, con esta realización, nos damos cuenta de que 7 + 5 es obviamente más grande que 10 por lo que el número no puede ser grabado en la misma varilla. Entonces deberíamos activar la secunda varilla para contar el número, así que para grabar el número 12, primero debe mover el “5” talón en la cadena de unidades alejarse de la división. Pero deja los dos talones de unidad porque significan 2, entonces mover uno de los dos talones en la varilla decimal en el lado superior del divisor, de esta manera, el ábaco ya está registrado el número 12.

Como se puede ver, usar un ábaco es fácil, solo se necesita un proceso de cálculo mental y los dedos para grabar el resultado, personalmente prefiero utilizar una calculadora electrónica.

Si te gustó este artículo observa Idioma Chino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *